Anfibia

Vives en dos mundos.
No estés triste … son complemento.
Así tus hombros…
así tus pechos.
En el día eres de él,
en la noches vienes conmigo.

Que importa que no estés,
tengo tus palabras,
el aroma de tus cantos,
y la arena por donde transitas.

Despierto cuando beso tus caderas.
En otro sol descubro el diapasón de tus ojos
y la atmosfera  de tus hombros.

No estés triste.
Recuerda que vives en dos mundos.
Soy el de la noche que resbala por tus pestañas
y después rodea tus múslos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s