El adios

Las espumas son de un mar antiguo.
Donde las olas se acicalan una a otras..

Ella lo peina con sus uñas perladas.
y al recorrer su pelo
brotan luces que juegan con el recuerdo de sus ojos.

Ella plática que el amor
es un canto sólido que llega cauteloso a los corazones.
Es una espalda donde te recuestas
y alas que te llevan a un océano de galaxias.

Ella lo abraza,
suaviza la piel y besa sus cabellos.
Lo mira, juega,
y percibe que sus ojos se ovillan por el cansancio de los años.

Él dice con su voz de viejo capitán:
“Si algún día no llego,
déjame pensar que estoy a tu lado
y siente que me tienes en tus brazos.
Sobre todo, si un viento violeta resbala por tus pestañas.
sabrás entonces que dormiré con tus sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s