El carro de la media noche

Una flauta se  oye por los pinos.
El viento del sur
la desgrana
sobre los pastizales de Alfonso.

Brinca un rumor en la cinta asfáltica.
—Es en la Zeta.
Dónde los pájaros anuncian
la llegada del carro nocturno.

Es de noche… .
La copa suda los mosaicos del frío.
Mientras
mi mano totalmente arqueada
abastece su sueño
bajo tus pechos.

Nada nos decimos…
el silencio es la mejor palabra después del exceso.

Entre sueños digo que es el carro de la media noche.
Y me contesto: “ no importa, mañana pasará otro”

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s