La reunion

 src=”http://www.youtube.com/v/AvNpJrbRqLA&hl=es&fs=1&rel=0” type=”application/x-shockwave-flash” allowfullscreen=”true” width=”425″ height=”344″></embed></object>

 Trabajo.
Presido la mesa y mis oyentes se hacen señas.
Me preguntan.
Dialogo.
Discuto.
E inevitablemente se abren silencios.

“No puedo abrazarte, ni decirte lo bien que me he sentido,
en la distancia contemplo fugazmente tus ojos .
¿ Si pudieras leer mi pensamiento?
¿Si pudieras mirarme la cara?,
verías la sombra del viejo cedro que golpea la ventana y se recuesta en mis labios”

Me preguntan, dialogo, discuto.
Así son las mesas de trabajo.

Mis ojos esperan con paciencia otro silencio.
Otro disparo.
“Tu y yo dándonos vueltas con los brazos abiertos
para sentir la inmensidad del monte en nuestros corazones”.

Mi secretaria refiere que la reunión fue un éxito;
dice que tengo ternura cuando entorno los ojos.
y hace mofa cada que me besan las ancianas.
Me invitan a su jardín;
y la charla versa sobre violetas y petunias.

“véngase, le daré un ramito de mañanitas para que se las lleve a su novia”
y nunca digo que no, sólo digo después”
A mi me urge montarme en un carro y soñar que ella me espera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s