Gea

La tierra padece de olvido.
En la balanza ella pierde.
La sembramos de oraciones
de belleza endecasílaba
y puentes que a la lejanía
parecen gárgolas petrificadas
al emprender el vuelo.

El hombre la parasita,
la desnuda, y desequilibra
y ella soporta al político
al inversionista
al mercader
al soldado
al cura
y hasta los poetas.

¿Y quién nos amparará
cuando ella diga Basta?

Anuncios

One Comment

  1. Que hermoso lo que escribes y tu blog en general está muy interesante 🙂 lo he subido a mis favoritos para venir a deleitarme con tus escritos de vez en cuando.. gracias por compartirlo conmigo..
    besitos,
    Elizabeth.. (Vilyalisse..)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s