Los falsos pájaros

Llegaron en silencio, alimentando su vuelo al capricho del viento que llegaba del mar.
Eran ” viejitos” Velloncitos de pelusa cristalina que arribaron en miríadas. Miles de ellos hacían piruetas columpiándose en un frenesí de saltos mortales.
Trapecistas vegetales que sólo por esa vez y ese momento. Dios les dio la oportunidad de volverse pájaros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s