Los Tordos

Lo veo en las tardes: son  días en que el sol  tuerce en los montes. En la ciudad la avenida central  casi siempre está congestionada de carros, pero hay  momentos que  la dejan en soledad. Y al conducir  de norte a sur,  la vida pone frente a mis ojos la grandiosidad de lo inesperado. Los tordos es una especie de cuervo,  entintan de negro azulado lo celeste del cielo. Son parvadas de gritos que van de un árbol a otro buscando el cobijo. Atrapados en una tarde en picada disputan las mejores ramas de árboles condescendientes. Las bocinas están en el cielo y yo,  conduzco en silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s