EL RONDI

Cuando pregunté por el Rondi, ella puso cara de “no me acuerdo”. Dije ¿cómo es posible de que no te acuerdes de él, si te llevaba a todas partes, incluyendo a tu marido? “Ah el Rondi”, reaccionaste. “pues no sé nada de él”. Allí si te di la razón, pues a mí me pasa lo mismo, soy tan desmemoriado que algunas cosas se han ido de mi cabeza. Pero no puedo pensar que a ti se te haya olvidado: tenía alrededor de treinta años, ágil, juvenil con sus rizos dorados que le caían sobre la frente. Alto, esbelto. con una manera de caminar felina y al cruzar la pierna, dejaba que el pie se balanceara como si tuviese resorte. Era típico de él, como lo tuyo, que antes de que el pie dejara de moverse, revoloteabas en la cocina y desde allá le preguntabas. “qué se te antoja” ¡qué era lo que él pidiese, y que tú no intentaras complacerlo! Tu esposo sonreía satisfecho de que fueses tan buena anfitriona.
Latz y yo creímos que algo les había dado para tenerlos tan mareados. Sabíamos que había llegado del norte, pero nunca mencionaste cómo lo conociste y porqué todos los días llegaba a tu casa. comían y cenaban con él. Todavía más, en algunas ocasiones, ya de noche nos despedíamos y él seguía la plática. ¿Habrá sido posible que te hayas olvidado de él? Antes del Rondi, los cuatro, Latz,yo y ustedes siempre hacíamos planes, el sábado o el domingo, que si vamos a la playa o vamos de compras. La verdad tuvimos viajes fantásticos, el río, el mar. Las serenata del día de las madres. Todo funcionaba bien y por supuesto terminábamos en algunas ocasiones perdiendo la vertical por el alcohol, Pero recuerdo que tú, siempre fuiste ecuánime, al menos nunca te sobrepasaste. Tu esposo en ese entonces tampoco. Claro lo de tu esposo es aparte, en realidad tenía un carácter llevadero, pero cuando le brincaba el apellido a la cabeza, entonces era capaz de desbaratar cualquier fiesta y era mejor despedirse. ¿Habrá pasado lo mismo con el Rondi? no recuerdo, sólo sé de ese momento que fue tan especial para ti y que más parecías esposa del Rondi que de tu marido. Por supuesto, Latz y yo secreteábamos y decíamos que el amor se te veía en todas partes. Te reconocíamos por tu nariz fuerte, ojos de gata, boca roja y gruesa. El busto grande y duro, caderas amplias y unas piernas largas y velludas. Sí, en aquel entonces, la mujer no se rasuraba como ahora lo hacen. ¿A poco tu esposo no se daba cuenta de que te veías enajenada? Pienso que no, porque él también miraba entusiasmado la amistad del nuevo amigo. Tenía tanta confianza en ambos, que cuando se iba a trabajar, el Rondi se quedaba contigo haciendo sobremesa. Claro, también pasaba con Latz, conmigo, que tu marido se ausentaba y despedíamos al gordo con bromas y él se iba contento de que tú te quedaras bien acompañada.

¡Cuántas fiestas tuvimos sin el Rondi! : en la playa, en casa, y aquella vez en la oscuridad total, sentí tus manos explorando y yo quieto, porque sabia que eras tú y luego tu boca cercana a la entrepierna, yo sintiéndome excitado, bajé el zíper y sin ayudarte, hiciste el resto, fueron unos cuantos minutos, lo suficientes para saber de la presión y la humedad de tu boca. luego tu voz:” ya vete… él no tarda en llegar”. semanas después el que llegó fue el Rondi y ya no hubo miradas , ni manos inquietas. No supe más. Y ahora que te he visto y te he preguntado por él, dices que no sabes nada. Tal vez se te olvidó, pero a mi no… aún rescato con la imaginación tus labios gordos sobre mi piel brillosa y estirada y mis manos peinando tu testa.

Anuncios

12 pensamientos en “EL RONDI”

  1. Qué habrá sido del Rondi? Como supongo que hubo relación pasional y quizá descubierta por el marido me imagino lo peor. Rub, me dejas siempre con la miel en los labios…mi imaginación corre que te corre y…no te cuento lo que he imaginado! Me encantan estos cuentos tuyos con finales abiertos.
    Un abrazo,

  2. Es cierto, cuando una mujer esta en amores se le nota en todas partes..como no darse cuenta?..Estado imposible de ocultar..Que habra sido del Rondi, no lo sabemos, pero sí de esa pasion especial que despertó en el personaje, y que no creo, el personaje haya olvidado 🙂
    Un abrazo amigo.

    1. Claro que no lo olvidó. Simplemente el Rondi fue algo especial. Pero como actuar, si haces mucha alharaca o te quedas sin decir nada, fingiendo que no te acuerdas. Bella Amiga mari, siempre es un placer tenerte de visita- Un beso y un abrazo Rub

  3. Este personaje misterioso que debio de llegar al fondo del corazón de esa mujer casada con otro. Ay las penas de amores… Un saludo

  4. ¿Penas de amores, o los sabores que del amor las penas dan? Venga, en cualquier caso ambas han sabido a Rondi olvidar, más posiblemente los sabores aún en su paladar se encuentren, y quizás no fueren esos sabores que los amores las penas dan.

    Abrazo Rubén

  5. Guau!!! que cuento!!! excelente. Envidiable. Has creado unos personajes solidos, con preguntas que tocan fondo. Inicias con esa pregunta que parece sacada de una “tombola” y de ese “no me acuerdo” arrancas con todo lo que si te acuerdas (narrador) y todo lo que directamente se insinua… pero al final: La bomba estalla y entendemos de donde viene esa pregunta y por que es tan importante, por que hay un reclamo, un tardio reclamo. Maravilloso. PODEROSO, potente.
    Metaforas buenisimas como “perdiendo la vertical por el alcohol” o la descripcion final que siendo muy fuerte esta muy bien dicha, en su punto.
    Felicitaciones Rub, un beso.

  6. Ana, ya de salida, no pude evitar a leer tu comentario. Sí… tienes toda la razón es mun reclamo tardío. La presencia del Rondi, es como una zancadilla. Una gran zancadilla y eso cabritea como dcien por alla. Un comentario lleno de aciertos, pues identficas a los pesonajes y sobre todo el narrador testigo, involucrado en la historia. Un abrazo y un beso Rub

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s