El color de la sangre

Tenía el puñal de su mejor amigo en la parte izquierda del pecho. A su alrededor las chicharras y,  en la lejanía los coyotes firmaban sobre el silencio de la noche. Respiraba con dolor. Pensó que su agresor iría ya por el arroyo cuando sintió el chapoteo de la sangre en la batea de su tórax.
El escritor de historias detuvo de tajo la narración, se volteó irritado para mirar quién lo había tomado del hombro. Pero una boca depositó un beso en el lóbulo de la oreja y con voz suave le dijo:
—Soñé que escribías algo para mí.
Aún estaba molesto, pero la caricia le disipó el enojo y tomándola de la cintura le susurró:
— ¿Qué deseas, un cuento jocoso o algún relato serio?
—Prefiero el tono serio
—Digamos de color gris.
—No quiero nada gris. Deseo tonos azules, rojos o naranjas.
—Entonces sería un arlequín.
—No, que sea cielo, nube, gaviota; me asustaría si fuese de arlequín.
—Para hacer una historia así, necesitaré ayuda.
—Debes confiarte a tus sentidos.
—No basta.
—Traeré listones y cuando el aire respire, escucharás un suave rumor que llamará a las musas.
—No basta.
—Pierde la mirada hacia el horizonte y encontrarás en la curva del cielo la magia.
— Lo que necesito es una vara larga que me ayude a equilibrarme en la cuerda.
En los momentos que escribo pareciera que camino sobre un hilo que cruza un abismo; pero la cuerda se balancea y caigo. ¿Sabes? Una vez los duendes me obsequiaron una vara viva. Cada vez que cometía un error, me azotaba. Cuando inicié y cometí  el primer abrupto me lanzó al vacío y dijo con gravedad: “Uno más que deja de ser escritor” La miré desde abajo sin odio, sin rencor y le pedí que me permitiera continuar. He subido desde entonces noventa y nueve veces y en esa misma cantidad me ha arrojado.
No la detesto. Es un reto que me inspira a escribir mejor. Gracias a ella mis frases empiezan a tener música.
La última vez  que caminaba sobre la cuerda, había recorrido la mitad del precipicio, cuando cometí la imprudencia y ella, salvaje, me dobló el lomo con un golpe y se rió. Aún escucho: “¡Cuándo aprenderás!”  Lloré de impotencia; tragué el llanto. Respiré hondo para amortiguar la caída y desde allí, la miré con súplica, pero ella me gritó: “¡Quédate allá! ¡Busca otro oficio! Supe entonces comprender lo que quiso decirme: ¡Sube! ¡Tú puedes!
La vi sonreír por primera vez cuando vio mis manos entintadas de dolor y sangre y encontró que en mi podían  germinar sus enseñanzas.
Tendrás que esperarme. El escrito estará listo cuando logre cruzar el abismo.

Anuncios

22 Comments

  1. Yo de tí , Rubén, no le haría caso a esa voz tan exigente que quiere hacer del escritor un titiritero al capricho de las musas. Me gustó el principio del cuento, hasta que vino esa mujer a importunarte. La imagen del escritor funambulista: todo un acierto. Lo mismo que ese abismo que el escritor debe cruzar si quiere lograr su escrito.

    Me gusta

    1. Hola bella Ann, desde ayer leí tu comentario, ahh pero la red andaba lenta, digamos quelópoda… asi que hoy en casa está rápida y me da permiso de darte las gracias y responderte que siempre será el deseo de estar en la otra orilla. Cuando se termina un texto, lo leermos, reeleemos y pensamos que quedó ok, pero horror despues de unos días empiezan a brotar vesícuas de todos los colores y … hay que volver . Siempre es una caricia tu comentario querida amiga… te dejo el deseo de que tengas un bello día y muchos besos Rub

      Me gusta

  2. Si que es así, querido Rub, cuando se escribe parece que alguien azotara diciendo: ¿cuándo aprenderás?… y humildemente se le suplica otra oportunidad… y al final entender que no hay que esperar a que te saquen del abismo sino que tu mismo puedes subir. Un bello relato y además inspirador. Un beso.

    Me gusta

    1. Querida amiga Flori, tu eres quien desea ser de lo mejor o quedarte estancado. Tú eliges la maestra, por que el texo, es caminar sobre cuerdas flojas y se requiere intensidad, fe, energuía inteior para seguir en un camino espinoso… un beso y gracias por llegar

      Me gusta

  3. Que buen relato y que bien describes los sufrimientos y el teson de los que nos dedicamos a arrancar belleza de las palabras. Yoi tambien ando contigo por esa cuerda floja… saludos

    Me gusta

  4. La metáfora, de un escritor..
    No creo que pudieras detenerte. Que harías con tus palabras , con tus hermosas descripciones, con tus sentimientos. Tus letras son el eliquilibrio sobre la cuerda, ese ” no te detengas ”
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

  5. Ruben, te lo había comentado en Fb pero volví a leerlo y me parece hermoso, no sólo la metáfora, la idea, sino el texto, el ritmo, la fuerza de las imágenes. Te felicito, es realmente hermoso. En estos años de trabajo es impresionante cómo se fue ajustando tu prosa y enriqueciendo. Gracias por haber pasado por mi rincón y por tus palabras, ya te contestaré desde allí también. Que tengas un feliz finde. Beso. Miriam

    Me gusta

    1. Nadie mejor que tú para saber del tiempo. Asi que me emociona encontrar en tu juicio un estímulo para seguir escarbando y elegir la mejor frase, palabra o signó que recoga la fuerza y la intensidad asi como el ritmo. Gracias querida amiga por tus afectos un beso grande y un abrazo de pulpo… Rub

      Me gusta

    1. Amiga Rosa me da mucho gusto leer tu comentario. Ah la inspiración a veces llega y estamos en sintonía sale el texto, a veces te insiste por el sueño, o en los quehaceres de la vida. Gracias por venir y acompañarme, te dejo un abrazo Rub

      Me gusta

    1. Hola Micromiios gusto en saber que has venido y me has dejado esta comparación que cae como anillo al dedo. La diferencia que encuentro es que fue resultado de un castigo de los dioses, aca el “castigo” es un libre albedrio. Pero me ha encantado la comparación… ujn abrazao y por allí nos leemos Rub

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s