Hojas sueltas

Entregado al hastío, pasé noches complicadas, casi enfermizas. Necesitaba un desahogo. En el pasado, lo tuve con tus pláticas que prometieron juntar mejor, las vocales. También, husmeé -en la casa antigua- los connatos de muerte que viví en callejones o entre aguas torrenciales.
Un día, fui al consultorio y entre el hedor del silencio, me nublé cuando vi el cielo de mi cueva  despedazado, el piso parecía un mapa , los azulejos  sin vida  y un aire enrarecido, triste y desesperante.
Mis libros y los obsequios de mi despacho se habían hecho, escandalosamente, autistas. Había llovido la noche anterior y ésta se acomodó en los rincones y reproducían el drama.
Cerré de inmediato. Busqué ayuda. Volví a levantar lo que fue mi cueva, mi espacio de amante. Pasaron meses, pero lo logré.
No, no es para dar consulta, sino para sentarme en el escritorio de vez en cuando, y reconciliarme con algunos paréntesis de felicidad, como la vez que por alguna razón, me encontré -de nuevo- con la poesía que me llegó lejana, viva y enorme.

Anuncios

14 Comments

  1. Una vida llena de avatares, tristezas, alegrías, melancolías… en fin, una vida que te ha enriquecido hasta conseguir el hombre que hoy eres.
    La poesía te ha vuelto a hablar, es evidente por tus palabras.
    Un fuerte y cariñoso abrazo, Rubén.

    Me gusta

  2. Cada uno necesita su espacio, puede ser un despacho, un jardín, un consultorio, un rincón. Es la guarida que todos ansiamos, un anhelo del alma, una necesidad. Cada uno decide. Y se te dió transformado en quien eres, en la poesía que escribes, date por conforme. Muchos buscan cobijo sin encontrar una palabra que aclare viva y enorme su ser, es más toda la vida la buscan sin hallarla.
    Un abrazo.Rub.

    Me gusta

    1. Hola Stella, gracias por llegar. Si, es cierto todos tenemos un espacio. El mio es este, pero es rico en vivencias, puedo decirte que una gran parte de mi producción está vivenciado en esta área. Gracias por comentarlo… muchas gracias Bella amiga… y gracias una vez más por tu bella amistad un beso Rub

      Me gusta

  3. Cuanta fuerza en tu descripción de un hogar desmoronado por el olvido. Cuanta importancia tienen para nosotros los espacios vividos. un saludo

    Me gusta

  4. …” con la poesía que me llegó, lejana y enorme.” Es exactamente lo que resiento al leer tu texto y tus poemas. A mi parecer tienes, a parte de una gran vena humana, un latido poético hondo y conmovedor.
    Un abrazo de una admiradora.

    Me gusta

  5. Si el día es bello habrá que seguir, y si no lo es; también. Pasos hacia delante en rincones oscuros o salas de grandes ventanales. La vida, siempre deja un hueco para respirar…
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Son momentos transitorios, que de una u otra manera te impactan y tratas de que el texto lleve la fuerza de tus emociones. Gracias por llegar Pipermeta siempre es agradable encontrar tu comentario… un abrazo Rub

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s