De ti

No era difícil que él descubriera mi culpa. Si me hubiese tocado se habría dado cuenta de mi piel enfebrecida, del calor que me dejaron unos besos ajenos, el latido de mis senos y el rocío de mi intimidad. Me alejé, no quise que me rozara con sus manos y que me despojara de las sensaciones que tú dejaste. Me quedé sola, con el pensamiento distante y pegando un botón que se derretía entre mis dedos. ¡Dios! Sólo las puntadas que atravesaron sus pequeños huecos saben mi secreto.

Anuncios

16 pensamientos en “De ti”

  1. Sólo es una mujer, como muchas, que tiene conflictos pasionales. Nada raro y si hay humanos o humanas que no lo tengan pues creo será la excepción….. un abrazo y muchas gracias por venir a verme….Rub

    Me gusta

  2. Es Mucha tu amabilidad querida amiga, ¡ Que difícil! conocer el alma femenina, sólo lo intento… Cuando una mujer ama a un varón, indedpendientemente de su estado civil, lo que menos desea es que otros beseos le arrebaten el sabor y la intima calidez de lo dejado… Gracias Ann…. un beso y un abrazo Rub

    Me gusta

  3. Abro tu post y veo que mi comentario sobre este magnífico microrrelato ha desaparecido, sólo ha quedado la huella de mis amapolas, pero no de mis palabras.
    Me gustó el cuadro que adorna tan magistralmente el texto, en el que describes el latido apasionado de una mujer que vuelve a sentir el amor y de un hombre que quizás no ha sabido apreciarlo. Entre sus puntadas se aprecia el latido impetuoso de su corazón.
    Un fuerte abrazo, amigo Rubén.

    Me gusta

  4. La pasión descrita magistralmente, en pocas líneas.
    No quiere perder lo tan íntimo logrado.Y comparar su secreto, con los botones que está cosiendo, y esos agujeros por donde pasa el hilo, que son como los pozos de todo lo que ha sucedido.
    Espléndido!
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Puedes recrear amiga Ana que minutos antes unas manos recorrian su cuerpo, y un aliento se despedía al escuchar un sonido que bien sabían ellos que era el esposo. Sale por el patio, brinca la alambrada y entra el esposo que la ve pegando botones… uf un beso y un abrazo querida Ana y gracias por compartir y acompañar Rub

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s