¡Cómo olvidarla!

Después de bañarnos  subía mis piernas sobre su regazo, con habilidad masajeaba mis plantas y cortaba mis uñas,

luego retozábamos hasta la media noche. Un día, furiosa me gritó diciendo que la engañaba

 y blandió el machete; la desarmé y sucio de ira, de un golpe le cercené la cabeza.

Desde entonces ando a salto de mata y  el dolor se abre en los dedos cuando tropiezo con las piedras.

 

 

¡Nadie como ella! Tenía mano de santa para restaurar mis pies.

Pueden verla con imágenes en :http://www.youtube.com/watch?v=u2PXKKaeV-E

No de visitas:99419

Anuncios

12 Comments

  1. Impresionante relato, donde la maldad, produce el asombro del lector, hasta pensar en la fiereza de un hombre dicha en tan pocas palabras.
    Para mí, aunque el tema me sea ajeno, el relato es uno de los mejores logrados por tí.
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Esta mini concurso en el ema de la maldad, si bien no gané con esta con otra llamada el gen, si obtuve el primer lugar. Pero querida amiga, esta maldad se quecho enana, comparada con la realiad que vive nuestro país…. siempre agradecido con tu bondad para con tu amigo Rub

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s