De equilibrios

Defensor del amor como complemento,  se casó con una mujer opuesta en todo a él. La vida dejó de ser una fiesta cuando sus hijas pasaron a formar parte de las filas maternas. Ahora, pena por la casa como fantasma.

Anuncios

12 Comments

  1. El amor como complemento o eje vital. Casarse con la mujer confundida es un error lamentable, pero sí además se alían las hijas a ella, la vida del hombre se convierte en una pesadilla. Has descrito, en muy pocas palabras, el infierno afectivo. Un relato contundente.
    Un abrazo, querido rub.

    Me gusta

  2. Sabes Rub, el otro dia lei una sencilla reflexión que decia que la relación más importante en una familia es la de los esposos, puesto que si ambos se aman y se dedican tiempo la familia y el amor por los hijos serán más fuertes. Cuando los hijos se vayan no quedarán en casa dos extraños.
    Creo que tu minirelato refleja muy bien la realidad de muchos hombres.
    Un beso.

    Me gusta

  3. Es cierto lo que refieres flori, al final sólo quedan dos. En mi cuento, las mujeres se irán y luego? habrá una relación deshecha, quizá rencorosa… gracis por compartir… un beso Rub

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s