angeles

Autopsiado el viejo médico, salieron de su  pericardio miríadas de secretos, unos volaron, pero los más reptaron  hasta diluirse en las aguas del inframundo.

Anuncios