Confusión

hombre soloVeía como llegaban mujeres de otras vidas, doblando orillas de hombre y zurciendo esperanzas. En mis sueños: la inquietud te despertaba y en tus ojos había sombras que transitaban en sospechosa calma. Al despertarme percibía la fuga de tu perfil y el sabor agrio de tu axila. Estoy en esta esquina viendo pasar a las mujeres que vienen hilando su camino. Y no te veo. Quizá nada es cierto. Nada, sólo fantasmas que durmieron en mis ojos; pero sigo esperando a que cruces.

Anuncios

16 Comments

  1. Hermosísimo tu relato.
    Lo que no me agrada es lo escrito anteriormente eso de que tu prosa es bisoña y lerda.
    Los que tenemos el privilegio de leerte, no opinamos como tú por cierto,y no tendrías tantos seguidores esperando tu letras.
    Di, que eres médico pero que ves un lado de la vida, por momentos poético, conciso, conocedor de penas y alegrías, que muchos no ven, e ignoran. La sensibilidad, la humanidad de tus escritos, hablan por tí, y no los datos adjuntos.
    Un fuerte abrazo y un buen fin de semana.
    Hasta pronto.
    Stella.

    Me gusta

  2. Gracias por la impresión que tienes de mi prosa y en veces poesía. No, no tengo muchos seguidores, pero, si quienes me leen, tienen como tú la misma impresión, pues me siento muy halagado por ustedes. Gracias amiga por tu comentario amable para tu amigo.. besos Rub,

    Me gusta

  3. Y si acaso esa espera diese su fruto, ¡qué pena! dejaríamos de esperar con la espera satisfecha, y entonces seríamos aún más infelices. ¡Que es más gozosa la espera en cinta (preñada) que el feto de la tenecia vacía!

    Me gusta

  4. Don Juan Serrano con su personal estilo para comentar. Que bueno tenermo con sus observaciones. El nudo es complicado, porque si se es feiz por la espera, pues ya valió si la espera fructifica. Siempre contento de su llegada un Abzo Rub

    Me gusta

  5. Rubén escribes muy bien nos haces sentir tus sentimientos y hasta he podido oler esa axila agria!! un consejo sigue esperando seguro aparece
    besoss
    PD no me llegan tus entradas y no sé porqué

    Me gusta

  6. Donde terminan los sueños y donde empieza la realidad? Difícil de distinguir en un estado de duerme vela…el sentido primario del olfato quizá sea el camino más corto. Me ha gustado mucho rub.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s