La lluvia

Pareja bajo la lluvia- IglesiaCuando se dio cuenta, un paraguas abierto la cubrió de la lluvia. Vio a la persona que amablemente la resguardó, y no pudo menos que sonreír y decirle:

 -No se moleste.

—No es molestia- contestó.

 Ella intentó salirse del paraguas, pero él volvió.

—Así me enseñaron. No desconfíe.

 Ella de nuevo sonrió y aceptó contrariada. Le dio las gracias tímidamente.

—Me llamo Roberto, para servirle.

—Soy Estela. Estela Romero

— ¿Espera el transporte, al parque América?

—Sí.

—Está tardando mucho

—Sí.

— ¿Por allá trabaja?

—Sí.

—Seguro que me aceptará un café

—Y… ¿qué le hace pensar eso?

—Que a todo dice sí.

 Ella intentó salirse del paraguas, a pesar de que la lluvia arreciaba.

—Por favor, es una broma, no se moleste, no quise…

 Ella con seriedad respondió:

— ¡No me gustan mucho las bromas! Así que ahora… invíteme a ese café.

Anuncios

17 Comments

    1. Con mucho gusto aceptó . Sabes una cosa ? Pués que me encanta como escribes .
      %%%% Las cosas más valiosas son baratas, como el pan o el agua o el café . O son gratis; como el aire, la sonrisa y el amor. %%%%.

      Un fuerte abrazo y bienvinido a mi circulo de amistades..

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s