Esos amores

mujer-joven-mirando-hacia-fuera-al-mar-6078515Mientras aseo la vivienda, tropiezo con un detalle que abre la memoria. Los recuerdos vuelan alrededor de mi mente, pero no van a ninguna parte; siempre vuelven al refugio. ¡Nunca duermen! Muevo la cabeza, y me digo: ¡basta! ¿Cuándo llegará el desapego?

Todas las tardes salgo y miro el horizonte, el mar, el ocaso y no veo una luna diferente, ni astro que sirva de señal. ¡Dios, el barco que espero tarda demasiado!

El mar rumia cuando azota la roca. Si quitara el mar y la roca, seguiría oyéndolo dentro de mí. El barco tarda, y el desapego no llega.

Anuncios

28 Comments

  1. El mar y la roca, aunque parece que la maltrata, creo que es amor y la acaricia, esa imagen es preciosa me veo a mí allí plantada. Rubén ni te imaginas lo que este post, me dice!
    Feliz viernes

    Me gusta

  2. Son amores complementarios, imposible el desapego. En cuanto al barco, éso sería otro enfoque. Perdona pero salió dividido mi comentario.
    Buen fin de semana Rub.
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

  3. Muy nostalgico Rub. Los recuerdos parecen estar dormidos y despertarse de pronto ante cualquier detalle, un objeto, una melodia, un aroma… el despego parece ser muy dificil de lograr cuando nos sorprenden esos detalles.
    Te dejo un abrazo y un beso querido amigo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s