La dieta

An exhibit shows the life of a neanderthal family in a cave in the new Neanderthal Museum in the northern town of KrapinaEn mi tribu cada año nacen menos y enterramos más. La recolección de leña es pobre, y el frío que se avecina será atroz. El valle se ha ido marchitando. El forraje fresco lo disputamos con los animales. Si emigrásemos, las montañas serían nuestra tumba.

Chak, Chia y yo fuimos hacia la manada de puercos. Ningún animal nos teme porque somos vegetarianos. Con sigilo, apartamos dos pequeños del rebaño y los purificamos con fuego en la pedrera. La tribu se resistía a comerlos, pero los estimulé cuando yo lo hice.

El ulular del viento anuncia las heladas. Hay suficiente leña y los críos tienen sol nuevo en sus ojos.

Anuncios

9 pensamientos en “La dieta”

    1. Así es belleza , si ahora es difícil, imagina que pasó cuando el hombre apareció en la tierra. Gracias querida amiga por venir a verme, siempre es una caricia tu comentario un beso y un ramo deflores rojas-

  1. Rotze, mira lo que trato de decir en esta brevedad es que si el hombre prehistórico no hubiese pasado de herbívoro a carnívoro, el hombre actual no viviría…. tan sencillo como eso. besos amiga linda y gracias por venir

  2. La historia de la humanidad es la historia de la adaptación, si lo miramos bien una fuerte ternura nos recorre el cuerpo pensando en nuestros antepasados más o menos lejanos.
    Un Abrazo Rubén 🙂 .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s