Plantas-de-interior-la-Maranta2-400x300
Con que íntima tristeza deslice mis manos por la humedad de la tierra. Sentí que su bulbo no daría más hojas. Compañera de mi cuarto, testigo de mi soledad, amiga de todos y de la arañas; ellas no tendrán el verde de tus tallos, ni fabricaran sus columpios, donde algunas veces se mecieron mis ojos.
Anuncios