El rescate

mujer derojoSabía de la partida, de tu viaje inexorable. Tiempo atrás fuimos fiesta, mandarina y caña; después quedó un camino de piedra y yuyo. Apreté mis años, reuní mis palabras, solté mis vientos, abrí la cremallera de mis subterráneos y renuncié con un golpe seco al adiós definitivo.

Anuncios

16 Comments

  1. Me alegra saber que ya estás aquí, en tu sendero.
    Yo no sé si entendí mal el relato,no lo veo como una ruptura definitiva.. Los llamo relatos abiertos.
    Un abrazo querido amigo.
    Hasta pronto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s