Por qué no fuiste como Esteban

pareja-cafe-blogEsteban siempre sonríe, me busca en todos lados con su mirada y cuando creo haberlo perdido, me asalta con su insistencia, pero se retira en silencio cuando percibe mi indiferencia. En cambio tú… En el bar la penumbra es cómplice. Soy yo la que te besa, la que se desliza entre tus piernas y en mi fantasía deseo poseerte mientras el saxofonista vuela tocando la melodía. Estoy deseando tu embestida, sin voluntad para rechazarte. ¿Por qué no fuiste como Esteban?

Anuncios

29 pensamientos en “Por qué no fuiste como Esteban”

  1. Cuando no se sabe lo que se quiere…o se quiere lo que no se debe…
    o se quiere reformar lo que se tiene…Sucede..sucede.
    Un abrazo y rosas desde mi jardín.
    Hasta pronto.

    Me gusta

  2. Y por qué no fue como Esteban? buena pregunta cada uno es como es verdad? y así ha de ser aceptado incluso en el sexo.
    Muy buena tu entrada.
    besos Rubén….

    Me gusta

  3. La historia que repetimos generación tras generación, querido, el desencuentro amoroso haciendo de las suyas, como cantaba Sor Juana:
    “Feliciano me adora y le aborrezco;
    Lisardo me aborrece y yo le adoro;
    por quien no me apetece ingrato, lloro,
    y al que me llora tierno, no apetezco:

    a quien más me desdora, el alma ofrezco;
    a quien me ofrece víctimas, desdoro;
    desprecio al que enriquece mi decoro
    y al que le hace desprecios enriquezco […]”.
    Abrazo de miércoles…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s