Noemí

niños

Qué cerca veo la sonrisa de Noemí. Jugábamos con la nieve que caía diminuta bajo el limón que prendía en azares, mientras el viento iba y venía.
¡Dónde te metes condenada muchacha! -le gritaba su abuela desde la choza.

Anuncios

6 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s