La pelota hizo una parábola, llegó al ángulo de la portería. “gol gritó el respetable.”El portero inmóvil; la pelota rebotó en una fina malla tejida en el ángulo. La araña aprobó el examen final y se fue a festejar.

Fútbol

Anuncios